1 - Arquitectura saludable

2 comentarios




Ciudades verdes, ciudades sanas.









       
El disparador de este escrito, fue haber tomado contacto con la teoría del Arq. Luis de Garrido, quien sustenta una visión de habitar en lugares que propicien pensamientos de felicidad, es decir,  “la arquitectura para la felicidad” (ver nota) La arquitectura como caja de resonancia de nuestros pensamientos positivos.  
Históricamente, los arquitectos hemos pasado por distintas teorías que sustentaban nuestras creaciones y las aspiraciones de quienes encargaban un proyecto. Atravesamos conceptos tales como la arquitectura como “máquina para habitar”, como “objeto visual”, “elemento orgánico”, “disparador de sensaciones”. Atravesamos distintas etapas, no del todo superadas, donde prevaleció la imagen y vaciamos de contenido a la arquitectura, al considerarla como bien de consumo, exigiéndole la función de elemento de ostentación de poderío económico.
Nos hemos olvidado que por nuestra condición humana, nos merecemos mucho más que eso. Tal vez tendremos que empezar a cambiar de paradigma.  La arquitectura debe servir no sólo para propiciar pensamientos positivos, sino para asegurar nuestra salud física, psicológica y conectarnos con nuestra dimensión espiritual, por qué no?.  Desde siempre, los espacios cuyo destino tiene implicancias religiosas, o diversas actividades consideradas trascendentales, tienen esa búsqueda. Tanto en nuestra cultura, como en la de oriente.





2 comentarios:

  1. Me gusta tu pensamiento y la idea de construir para la felicidad...

    Así debería ser...

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mary, no concibo la arquitectura de otra forma, que no sea pensando en el bienestar humano.
    Tengo un poco abandonado este blog, ya regresaré a publicar algo nuevo.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Su comentario será publicado, previa verificación del autor.

Compartir en Facebook Compartir